maremotosports.com
22-06-2016

Excursiones familiares ¡Los niños son bienvenidos!

maremotosports.com
Si estás buscando una actividad para realizar toda la familia durante tus vacaciones en Alicante ¿por qué no una excursión familiar en motos de agua? Seguro que es algo que todos vais a disfrutar y de lo que os vais a llevar un recuerdo inolvidable.
Es posible que estés pensando que te apetece mucho la idea, pero no quieres dejar al margen a los niños. Te alegrará saber que no tienes que hacerlo, todos los mayores de 16 años pueden conducir su Jet Ski y los que todavía no lleguen a esa edad también son bienvenidos como pasajeros.
Las motos de agua se convierten así en una gran alternativa que va a apasionar a tus hijos adolescentes más mayores tanto como a los más pequeños. Todos pueden disfrutar a su manera en estos vehículos en los que vosotros decís la duración de la excursión, los lugares a visitar dentro de una amplia oferta y también la velocidad a la que queréis realizar el recorrido.

No se trata solo de correr

A menudo se tiene la idea de que un Jet Ski es solo para correr y diluir en agua salada toda la adrenalina que se lleva dentro. Bueno, no te voy a decir que vayas muy desencaminado, porque es algo que realmente se puede hacer muy bien con estas motos de agua.
Pero limitarlas a eso es quedarse muy cortos, ya que viajando a una velocidad más reducida son una estupenda manera de disfrutar de los paisajes de la costa alicantina. Estas motos nos permiten ver toda la línea de playa desde una perspectiva totalmente diferente a la habitual.
Por una vez no estaremos mirando hacia el mar desde la tierra, sino todo lo contrario, apreciando así la belleza de los escarpados acantilados o de las largas playas de arenas doradas.
Un baño de películaY como sería impensable realizar un recorrido por estas aguas sin caer en la tentación de bañarse en ellas, se hace totalmente necesaria una pequeña parada para bañarse, mejor todavía si se hace frente a una cala idílica o en una piscina natural.
Otra actividad optativa es la de  detenerse en alguna playa para disfrutar de un refresco en un chiringuito antes de emprender la vuelta tras el cual habrá que enfrentarse a la difícil tarea de bajar a los niños de la moto y hacerles entender que hay que devolverla… al menos por hoy.
 

¿En qué podemos ayudarte?

ENVIANDO MENSAJE...
enviando mensaje
¡MENSAJE ENVIADO!
¡EL MENSAJE NO SE HA ENVIADO!

POR FAVOR, COMPRUEBA LOS DATOS DEL FORMULARIO